Satisfacción

Esa era la palabra. Hacía pocos mese que no podía quitármela de la cabeza y aquel día por fin la dejaba salir. Era satisfacción en el sentido más amplio de la palabra. Un sentimiento que bañaba todos los aspectos de mi vida y que no dejaba de desbordar entonces el agua de un vaso que tantas veces estuvo al límite. Un vaso propio del que nunca se da por vencido pero al que siempre tienta la idea de rendirse ante una suerte que no deja de darle la espalda.

Satisfacción por cumplir un sueño, por madurar, por haber aprendido a dar a todo una nueva y más positiva perspectiva. La satisfacción de haber sabido afrontar los problemas, de haberme acercado a los que de verdad me querían y de comprobar que poco a poco todo esfuerzo tiene su recompensa. La satisfacción de ver como la perseverancia, el esfuerzo, el sacrificio, la fortaleza, la entrega, la confianza, la paciencia y tantas otras de esas grandes palabras se fundían por fin en aquellas cuatro sílabas a modo de recompensa de años y años de práctica y espera.

Era un superviviente. Uno de los pocos valientes que en aquella sociedad apostaba por seguir soñando, por hacer de mis sueños un proyecto de vida y de mi alegría el combustible que le diera ese empujón cuando esa ilusión se enfriara y corriera el riesgo de fundirse en el horizonte de la monotonía.

Aprendí que los sueños están para cumplirlos, pero también que esperar a que se cumplan sin más sería como pretender construir una casa simplemente imaginando como los ladrillos van cayendo y dando forma a la vivienda como en aquellas series de dibujos que recuerdo de mi infancia.1614704

Los sueños son como uno de esos mágicos globos de helio, si no los cuidas notarás como esa cuerda lacia se desliza entre tus dedos hasta soltarse y sin poder hacer nada, mirarás nostálgico y arrepentido como se aleja hasta desaparecer entre tantos pensamientos y cartuchos quemados con el tacto abrasador de tantos fracasos y expectativas decepcionantes.

Persigue con perseverancia cada uno de los sueños que alimentan día a día tu felicidad y dan sentido a tu vida, porque no hay nada mejor que esa satisfacción que llena y desborda.

Anuncios

Hoy quiero

Hoy quiero que dejes de ser tan influenciable. Quiero que dejes de perder y empieces a ganar. Que dejes de envidiar y autocompadecerte. Quiero que tengas la oportunidad de experimentar en primera persona cada sentimiento y cada situación que tanto tiempo invirtieron en prevenirte y protegerte, porque todo lo que te perdiste entonces NUNCA volverá.

Considerarlo una GRAN pérdida.

Una pérdida por todo aquello que no hicistetumblr_n78rcp8S461r4ueyro1_250 y pudo salir bien y lo que pudo salir mal también. Una pérdida en el sentido más amplio de la palabra y con toda su gama de consecuencias. Una pérdida porque el dolor que te evitaron supone hoy un historial en blanco, un vacío en tu particular “manual” que tan útil te resultara a lo largo de tu vida si sabes llenarlo de todo tipo de experiencias y sacar algo en positivo de cada una de ellas, porque de que lo aprendas dependerá tu capacidad para superar ese dolor que tanto se esforzaron en “prevenirte”. Poque si algo he aprendido del dolor es que siempre acaba encontrandote, que es ineperado y tiene sabor amargo

Por eso quiero que te arriésgues. Se impulsivo y sobretodo no dejes que nadie decida por ti. Desgarra cada músculo y quiebra cada hueso de tu cuerpo porque si lo haces persiguiendo tu felicidad nunca habrá sido en vano.

No evites el dolor

Quiero que sufras, y que el dolor sea tu aliado cuando la vida te ponga en esas situaciones en las que a todos nos acaba poniendo y que las superes. Quiero que te niegues con orgullo a pasar por esta vida entre algodones de seguridad y burbujas de precaución. Quiero que vivas la vida. Que caigas y que remontes el vuelo cuando nadie apueste por ti y vuelvas a lanzarte con los ojos cerrados al tentador y estremecedor vacío que es la incertidumbre. Quiero que aprendas que no es mala la soledad cuando se sabe convivir con ella y que no es oro todo lo que reluce. Que no existe el amor sin el odio, la paz sin guerra ni la tranquilidad sin angustia y que la venganza fría o caliente, no es plato que deba servirse en ningún menú.

Aprende a actuar sin predecir, a no dejarte influenciar. Aprende a morir para resurgir de tus cenizas con la fuerza y las cicatrices que solo dejan la experiencia. Tan fácil es envidiar el tacto suave de la piel inmaculada y frágil como compadecerse de ella cuando la estrepitosa caída no deje separar sus heridas abiertas del frío asfalto.

No tengas miedo de los cambios lentos,

sólo ten miedo de permanecer inmóvil

01

No pierdas el tiempo buscando UNA felicidad que te convenza. No intentes imitar la felicidad de otros, porque la felicidad no es molde ni modelo y no existen dos felicidades iguales como tampoco existen dos personas iguales. Tu felicidad y la medida en que seas feliz depende solamente de TI.

Y si hoy quiero tanto es solo porque quiero que seas feliz y porque he descubierto que no existe una única receta de la felicidad, pero si que todas ellas tienen algo en común: hacer felices a los demás, compartir la vida y amar… amar por encima de todo.

Y si hoy quiero, es porque te quiero